icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Causas de la hipertrofia prostática

Son muchas las causas de la hipertrofia prostática, y en la actualidad es una enfermedad que afecta a un tercio (33 %) de los hombres mayores de 50 años y hasta a un 90 % a los pacientes mayores de 85 años, deteriorando de manera importante la calidad de vida de los pacientes.

Cuando un paciente cursa con hipertrofia prostática, la próstata se encuentra aumentada de tamaño, por lo tanto provoca una obstrucción de las vías urinarias, impidiendo en la mayoría de los casos que la orina puede ser expulsada de la vejiga, lo que puede llegar a ocasionar diferentes tipos de problemas, tales como infecciones recurrentes del tracto urinario, hematuria macroscópica (orina con sangre), cálculos o piedras en la vejiga e incluso puede llegar a ocasionar insuficiencia renal.

El tamaño de la próstata puede aumentar conforme pasa el tiempo en pacientes que sufren de hipertrofia prostática, en especial en aquellos pacientes de edad avanzada, lo que puede llevar a un incremento de los síntomas y de las complicaciones asociadas.

Causas de la hipertrofia prostática

En la actualidad se desconoce con exactitud cuales son las causas de la hipertrofia prostática, sin embargo si se conocen algunos de los factores que intervienen en el crecimiento apresurado de la próstata.

La próstata se encuentra situada justo debajo de la vejiga y la uretra, que es el conducto que se encarga de transportar la orina desde la vejiga hasta el exterior, pasa por el centro de la próstata, por lo tanto, cuando existe un crecimiento anormal de la próstata, el flujo de la orina se encuentra alterado, ya sea por disminución del paso de la orina o por la total obstrucción, lo que puede llegar a ocasionar diversos síntomas como retención urinaria, frecuencia urinaria, nicturia, vaciamiento incompleto de la vejiga, disuria inicial, esfuerzo urinario, goteo, infecciones de la orina repetitivas, entre otros.

A lo largo de la vida la mayoría de los hombres se presenta un crecimiento continuo de la próstata, de tal modo que durante la pubertad la próstata ya ha doblado su tamaño. En años posteriores (alrededor de los 25 años) la próstata comienza a crecer nuevamente. Para algunos de los hombres este crecimiento ocurre durante toda la vida, sin embargo, en algunos casos se desarrolla hiperplasia prostática benigna o hipertrofia prostática.

Algunos de los factores de riesgo que condicionan la hipertrofia prostática son los siguientes:

  • Envejecimiento: Si bien, la edad es un factor de riesgo para padecer hipertrofia prostática, no significa que sea la regla. Es poco frecuente que exista un incremento del tamaño de la próstata que ocasione síntomas en pacientes menores de 40 años, por otra parte, un tercio de los pacientes mayores de 60 años ya empiezan a presentar síntomas de moderados a intenso, y la mitad de los pacientes mayores de 80 años presenta síntomas.
  • Antecedentes familiares: Tener algún familiar de primer grado (padre, hermano) con problemas de próstata incrementa la posibilidad de padecer hipertrofia prostática.
  • Diabetes y enfermedad cardíaca: Existen estudios que demuestran la relación entre la diabetes (descontrolada), la enfermedad cardíaca y el uso de fármacos betabloqueadores con el aumento del riesgo de padecer hipertrofia prostática.
  • Estilo de vida: Como en la mayoría de las enfermedades, la obesidad es un factor importante para el aumento del riesgo de padecer hipertrofia prostática, mientras que un adecuado control del peso, acompañado de una dieta saludable y un buen plan de ejercicios puede reducir el riesgo de padecer hipertrofia prostática.

Si tu o alguno de tus familiares padece algún síntoma de hipertrofia prostática, o tienes algún familiar de primer grado (consanguíneo) que padece hipertrofia prostática, no dudes en consultar con un médico urólogo. En Urología Mérida contamos con médico urólogo altamente capacitado para tratarte.

5/30/2018