icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal

Tratamiento para la insuficiencia renal

La diálisis es un tratamiento para la insuficiencia renal, que se utiliza en los pacientes con en estadíos finales de la enfermedad, cumple con algunas de las funciones que los riñones sanos hacen, se necesita cuando los riñones ya no funcionan de manera adecuada y no pueden eliminar los desechos de la sangre por medio de la orina.

Existen dos tipos de diálisis: 

  • Hemodiálisis: Es un procedimiento en el cual la sangre del paciente pasa a través de una máquina, por fuera del cuerpo, que se encarga de filtrar y limpiar la sangre, para luego ser regresada al cuerpo. Se puede realizar en un hospital (área de hemodiálisis), o incluso en casa (si se cuenta con la máquina).
  • Diálisis peritoneal: Es un procedimiento en el cual la sangre del paciente se limpia dentro del cuerpo del paciente. Se realiza poniendo un líquido especial (dializado) dentro del abdomen del paciente que absorbe los desechos del cuerpo, posteriormente ese líquido se drena. Normalmente este procedimiento se realiza en casa.

La diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal se comenzó a utilizar a mediados del año 1940. 

¿Cuándo se necesita la diálisis? 

Cuando un paciente con insuficiencia renal llega a los estadios finales de la enfermedad, que se refleja con una pérdida del 85% al 90% de la función de los riñones o con una tasa de filtrado glomerular (TFG) menor de 15, ya necesita iniciar el tratamiento con diálisis.

¿Qué hace la diálisis?

Cuando los riñones de un paciente con insuficiencia renal fallan, la diálisis mantiene el cuerpo funcionando de la siguiente manera:

  • ‍Remueve los desechos de la sangre (así como la sal y el agua sobrante) evitando que se acumulen en el cuerpo.
  • Mantiene los niveles adecuados de algunas sustancias químicas en la sangre, tales como el potasio, el sodio y el bicarbonato.
  • Ayuda a controlar la presión de la sangre.

 ¿Qué es la hemodiálisis? 

En la hemodiálisis, un “riñón” artificial es usado para remover químicos, agua y desechos del cuerpo. Cuando un paciente inicia su tratamiento de insuficiencia renal con hemodiálisis es necesario que el médico coloque una vía de entrada en alguno de los vasos sanguíneos grandes del cuerpo. Esto es hecho con cirugía menor cerca del brazo o en la pierna del paciente.

En algunas ocasiones una vía de entrada es realizada uniendo una arteria a una vena debajo de la piel para hacer una vena más grande llamada fístula.

Si los vasos sanguíneos del paciente no tienen las características necesarias para una fístula, el médico puede usar un tubo de plástico suave para unir una arteria a una vena debajo de la piel llamado injerto.

En algunos casos la vía de entrada se hace utilizando un tubo de plástico delgado (catéter), que se inserta dentro de una vena grande, normalmente en el cuello del paciente. Este tipo de acceso puede ser temporal, sin embargo, en algunas ocasiones, se utiliza a largo plazo para continuar con la hemodiálisis.

El tiempo que se utiliza la diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal varía acorde a diferentes situaciones:

  • ‍Qué tanta función conservan los riñones del paciente.
  • Qué tantos desechos hay en la sangre del paciente.
  • Qué tan grande es el cuerpo del paciente.
  • El tipo de “riñón” artificial utilizado.

Normalmente cada sesión de hemodiálisis dura 4 horas aproximadamente y se debe de realizar tres veces a la semana.

¿Qué es la diálisis peritoneal?

En la diálisis peritoneal, la sangre es limpiada de los desechos dentro del cuerpo del paciente. El médico realiza una cirugía para colocar un tubo de plástico, llamado catéter, dentro del abdomen (en la parte del vientre) para crear la vía de entrada.

Durante la diálisis peritoneal como tratamiento para la insuficiencia renal, el área abdominal (cavidad peritoneal) del paciente es llenada lentamente con un líquido especial (dializado), a través del catéter, de esta manera los materiales de desecho de la sangre que se encuentra en las venas y arterias son sacados hacia el dializado.

Existen principalmente dos tipos de diálisis peritoneal: 

  • Diálisis Peritoneal Ambulatoria Continua (DPAC): Es el único tipo de diálisis peritoneal que se realiza sin máquinas, incluso el paciente puede realizarla por sí mismo en casa. Normalmente se realizan 4 a 5 veces al día. Se coloca una bolsa de dializado dentro de la cavidad peritoneal (4 a 5 horas) a través del catéter y posteriormente se drena en la bolsa y ésta se tira, este proceso es un “recambio”, cada vez que se realiza un recambio, se utiliza una bolsa nueva de dializado. Mientras que el dializado está dentro de la cavidad peritoneal, el paciente puede realizar sus actividades cotidianas en casa e incluso acudir al trabajo o a la escuela.
  • Diálisis Peritoneal Automatizada (DPA): Normalmente se realiza en casa usando una máquina especial. Es similar a la DPAC excepto por el número de recambios que se realizan y el tiempo que éstos duran, debido a que cada recambio dura aproximadamente hora y media y se realizan durante la noche mientras el paciente duerme.

¿Cuánto tiempo puede vivir un paciente en diálisis?

Los pacientes que utilizan la diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal, tienen una esperanza de vida aproximadamente de 5 a 10 años mayor que los pacientes que no llevan tratamiento alguno para esta enfermedad, sin embargo, hay pacientes que han logrado vivir hasta 30 años o más utilizando la diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal. 

El tiempo que un paciente va a poder conservar una buena calidad de vida utilizando este tratamiento dependerá de sus condiciones generales de salud y de que tan bien siga las indicaciones de su médico.

Desafortunadamente, la diálisis no cura la insuficiencia renal. Una vez que la insuficiencia renal llega a sus últimos estadíos, los pacientes van a necesitar utilizar la diálisis como tratamiento para la insuficiencia renal durante toda su vida, a menos que se les realice un trasplante renal.

Si padeces de insuficiencia renal o tienes algún familiar que padezca insuficiencia renal, no dudes en consultar a tu médico lo más pronto posible, para poder revisar y emplear el tratamiento adecuado para ti o tu familiar.

5/30/2018