icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

¿Qué enfermedades trata la urología?

La región anatómica en donde se desempeña la urología es en las vías urinarias, así como en el aparato genital masculino, por lo que las enfermedades que trata la urología se relacionan con los siguientes órganos y estructuras:

  • Glándula suprarrenal.
  • Riñón (aspectos morfológicos y obstructivos).
  • Retroperitoneo y región lumbar.
  • Uréteres.
  • Vejiga.
  • Próstata.
  • Vía seminal.
  • Uretra.
  • Estructuras del suelo pélvico.
  • Pene, escroto, testículos y epidídimo.

El manejo de las enfermedades que trata la urología puede ser médico (utilizando diferentes tipos de medicamentos), y quirúrgico (operaciones por vía abierta, laparoscópicas, endoscópicas y métodos radiológicos).

La urología es la rama de la medicina que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas de los riñones y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan tanto a hombres como a mujeres, así como las enfermedades del aparato genital masculino.

Existen muchas enfermedades que se presentan en las vías urinarias y en el aparato genital del hombre, sin embargo, las enfermedades más frecuentes que trata la urología son los tumores (benignos y cancerosos) y los traumatismos de cada uno de los órganos señalados anteriormente, así como infecciones en las vías urinarias, litiasis (formación de piedras en algún nivel de las vías urinarias), estenosis (disminución de la “luz” o estrecheces de los conductos urinarios), malformaciones renales y de las vías urinarias (ausencia de riñón, ectopia renal, poliquistosis, síndrome de la unión pieloureteral, criptorquidia, entre otras), incontinencia urinaria y otras alteraciones durante la micción, enfermedades de la próstata (cáncer prostático, hipertrofia o hiperplasia prostática benigna, prostatitis), disfunción eréctil (impotencia), infertilidad, así como otros problemas genitales masculinos (incurvación del pene, hidrocele y varicocele) y algunos problemas del piso de la pelvis en las mujeres (cistocele).

Entrando con un poco más de detalle en algunas de las enfermedades que trata la urología, tenemos las siguientes:

Enfermedades comunes que trata la urología

Infecciones en las vías urinarias

Atendiendo a si existe (o no) la presencia de síntomas tenemos:

  • Bacteriuria asintomática: Se define por la presencia de bacterias en la orina, sin embargo, no existe signo ni síntoma alguno, por lo que la mayoría de las veces pasa desapercibida y no necesita un tratamiento farmacológico (excepto en las pacientes embarazadas).
  • Infección de vías urinarias (sintomática): Es cuando existen diferentes síntomas urinarios (tales como disuria, tenesmo, hematuria, entre otros), pueden estar acompañadas por fiebre y en un análisis de la orina se encuentran presencia de bacterias (entre otros elementos).

Atendiendo a la localización anatómica en donde se presenta la infección tenemos:

  • Infecciones de vías urinarias altas: Pielonefritis aguda.
  • Infecciones de vías urinarias bajas: Cistitis aguda, prostatitis bacteriana aguda (en hombres), uretritis, entre otras.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es el escape accidental de orina. Puede suceder al toser, reír, estornudar o trotar. En ocasiones se puede tener una necesidad repentina e intensa de ir al baño difícil de posponer. Los problemas de control de la vejiga son muy comunes, especialmente entre las mujeres. Por lo general, no causan grandes problemas de salud, pero pueden afectar seriamente la calidad de vida de los pacientes.

La incontinencia urinaria puede ser un problema a corto plazo causado por una infección del tracto urinario, un medicamento o estreñimiento. Este síntoma mejora cuando se le da tratamiento al problema que lo está causando.

Principalmente hay dos tipos de incontinencia urinaria. La incontinencia urinaria de esfuerzo y la incontinencia urinaria de urgencia, existen otros dos tipos menos frecuentes como la incontinencia urinaria funcional y la incontinencia urinaria mixta. Siendo las mujeres más susceptibles a padecer incontinencia urinaria por diferentes motivos tanto anatómicos como fisiológicos, en las mujeres de edad avanzada pueden presentarse ambos tipos de incontinencia urinaria.

Infertilidad masculina

La infertilidad se define como el fracaso para lograr la concepción humana (sin importar la causa) después de un año de haber estado manteniendo relaciones sexuales sin algún método anticonceptivo y aproximadamente afecta entre el 10 y 15 % de las parejas en etapa reproductiva.

Las causas de la infertilidad masculina pueden ser obstructivas o no obstructivas. Los hombres que padecen infertilidad masculina pueden presentar deficiencias en la formación, concentración o transporte de los espermatozoides.

Los factores relacionados con la infertilidad masculina se presentan de diferente modo, pudiendo clasificar las causas de la siguiente manera:

  • Factores pretesticulares: Enfermedades congénitas (de nacimiento) o adquiridas del hipotálamo, la glándula hipófisis (pituitaria) o de los órganos que se encuentra alrededor del eje hipotálamo-hipófisis.
  • Factores testiculares: Enfermedades genéticas y en algunos casos enfermedades que no se relacionan con los genes.
  • Factores postesticulares: Malformaciones congénitas o adquiridas que interrumpen el transporte normal de los espermatozoides a través del sistema ductal.

En la actualidad el 90 % de los casos de infertilidad masculina se deben tanto a una cuenta baja de los espermatozoides en el semen, así como a una baja calidad del semen.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es la incapacidad del hombre para tener o mantener una erección durante el tiempo necesario para poder tener relaciones sexuales de manera satisfactoria, la disfunción eréctil también es conocida como impotencia.

La disfunción eréctil ocasional no es tan rara como muchos piensan, muchos hombres la pueden experimentar cuando atraviesan momentos de estrés o preocupación, sin embargo, si la disfunción eréctil se presenta de manera continua, puede ser un síntoma resultado de alguna enfermedad que se esté produciendo en el cuerpo.

La disfunción eréctil afecta al 50 % de los hombres mayores de 40 años, perjudicando de manera importante la calidad de vida, es un problema común en pacientes de estas edades y puede tener muchas causas.

Hipertrofia prostática

La hipertrofia prostática es una enfermedad que se diagnostica de manera histológica, es decir, hay que observar las células de la próstata y ver si tienen ciertos cambios para poder decir que un paciente cursa con hipertrofia prostática.

Cuando un paciente cursa con hipertrofia prostática, la próstata se encuentra aumentada de tamaño, por lo tanto provoca una obstrucción de las vías urinarias, impidiendo en la mayoría de los casos que la orina puede ser expulsada de la vejiga, lo que puede llegar a ocasionar diferentes tipos de problemas, tales como infecciones recurrentes del tracto urinario, hematuria macroscópica (orina con sangre), cálculos o piedras en la vejiga e incluso puede llegar a ocasionar insuficiencia renal.

Para que un paciente pueda ser diagnosticado con hipertrofia prostática o alguna otra enfermedad asociada con la próstata primeramente se le debe de realizar un tacto rectal para poder palpar el tamaño y algunas características de la próstata, y posteriormente deberá ser sometido a diferentes estudios de laboratorio y de gabinete:

El tamaño de la próstata puede aumentar conforme pasa el tiempo en pacientes que sufren de hipertrofia prostática, en especial en aquellos pacientes de edad avanzada, lo que puede llevar a un incremento de los síntomas y de las complicaciones asociadas.

La hipertrofia prostática es una enfermedad que afecta a un tercio (33 %) de los hombres mayores de 50 años y hasta a un 90 % a los pacientes mayores de 85 años, deteriorando de manera importante la calidad de vida de los pacientes.

Los médicos urólogos tiene una formación tanto médica como quirúrgica, por lo que están ampliamente capacitados para tratar las enfermeades del aparato urinario del hombre y de la mujere y las enfermedades del aparato genital del hombre. Están capacitados para abordar la patología quirúrgica empleando diversos métodos de cirugía (clásica, laparoscópica, endoscópica).

Si tu o alguno de tus familiares cursa con alguna de las enfermedades que trata la urología, no dudes más y acude con un médico urólogo.

En Urología Mérida contamos con médico urólgo ampliamente capacitado para tratar las diversas enfermedades urológicas.

Enfermedades comunes de la urología

5/30/2018