icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

¿Qué es la arenilla en la orina y cómo se cura?

Muchas veces se utiliza el término “arenilla en la orina”, es un término muy utilizado por la población en general y por muchos que se dedican a la práctica homeopática, afirmando que la arenilla en la orina se debe “impurezas” de la orina que pueden llegar a “cristalizarse” y utilizan múltiples técnicas de venta y mercado para vender sus productos de dudosa procedencia con la finalidad de ofrecer una supuesta cura para la arenilla, así como recomendaciones muy generales que de cierta manera pueden llegar a ofrecer beneficio para algunos procesos fisiológicos del cuerpo, pero escasamente producir curación de enfermedades

Para aclarar los puntos, médicamente hablando, no existe el término “arenilla en la orina” y por ende, no existen tratamientos ni guías de práctica clínica establecidas por las asociaciones importantes que rigen la práctica médica, de manera especial la urología, de manera específica, la Asociación Americana de Urología, no tiene dentro de sus definiciones el concepto de “arenilla en la orina”

El término correcto o adecuado para referirse a este padecimiento es urolitiasis o litiasis renal o simplemente litiasis y agregarle al nombre la región anatómica afectada. Siendo la urolitiasis la presencia de cálculos o “piedras” en algún nivel de las vías urinarias.

Los cálculos o piedras que se presentan en los riñones, o en sitios anatómicos más bajos de las vías urinarias (un ejemplo de estos sitios anatómicos son los uréteres), con frecuencia se encuentran conformados por calcio.

Los pacientes con cálculos urinarios pueden referir dolor, infección urinaria o hematuria (presencia de sangre en la orina). Los pacientes con cálculos pequeños no obstructivos pueden experimentar síntomas moderados y fácilmente controlados, e incluso pueden no presentar ningún síntoma.

Las náuseas y los vómitos ocurren en al menos 50 % de los pacientes con cólico renal agudo. La náusea es causada por la vía de inervación común de la pelvis renal, el estómago y los intestinos a través del eje celíaco y las aferentes del nervio vago. Esto a menudo se ve agravado por los efectos de los analgésicos narcóticos, que a menudo inducen náuseas y vómitos a través de un efecto directo sobre la motilidad gastrointestinal y un efecto indirecto sobre la zona de activación del quimiorreceptor en el bulbo raquídeo. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) a menudo pueden causar irritación gástrica y malestar gastrointestinal.

En algunos casos, los pacientes que tienen piedras en el riñón pueden pasar una piedra antes de que se haya completado el procedimiento definitivo de obtención de imágenes. En estos casos, la inflamación residual y el edema aún pueden causar alguna obstrucción y dolor transitorio o decreciente incluso sin que se identifique positivamente ninguna piedra.

Cuando se realiza la exploración física en un paciente que tiene piedras en el riñón normalmente se nota la presencia del cólico renal agudo porque el paciente llega refiriéndolo al consultorio, al momento de explorar el abdomen, los ruidos intestinales pueden encontrarse disminuidos, lo que es hasta cierto punto común en pacientes con dolor severo y agudo. Los signos peritoneales generalmente están ausentes, lo que es una consideración importante para distinguir el cólico renal de otras fuentes de dolor de flanco o abdominal. En el caso de los hombres, los testículos pueden ocasionar dolor, sin embargo, no deben de presentar demasiada sensibilidad y deben parecer normales.

La fiebre no es parte de la presentación clásica de la litiasis renal no complicada. La presencia de piuria (pus en la orina), fiebre, leucocitosis o bacteriuria sugiere la posibilidad de una infección urinaria y la posibilidad de una unidad renal obstruida o pionefrosis infectada. Los pacientes que presentan estas características se encuentran en condiciones de alta mortalidad, por lo que ellos deben de tratarse como una emergencia quirúrgica, que en caso de no ser intervenidos con prontitud, pueden tener un desenlace fatal.

Para poder diagnosticar que hay presencia de cálculos o piedras en el riñón, es necesario realizar una entrevista médica acerca de los síntomas y su presentación (lugar, tiempo de presentación, intensidad, entre otros), una adecuada exploración física, así como diversos estudios de laboratorio e imagen.

Al momento de realizar la exploración física en un paciente con presencia de cálculos o piedras en los riñones, podemos encontrar los siguientes hallazgos:

  • Extrema sensibilidad en el ángulo costovertebral; el dolor puede moverse al cuadrante superior o inferior del abdomen cuando las piedras en el riñón se desplazan.
  • Evaluación abdominal generalmente sin complicaciones, aunque es posible que se presente disminución de los sonidos intestinales; generalmente hay ausencia de signos peritoneales; los testículos se encuentran con sensibilidad aumentada, pudiendo ser dolorosos, pero de aspecto normal.
  • Movimientos para realizar cambios de posición de manera constante.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca por arriba de 100 latidos por minuto.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Presencia de sangre en la orina (pudiendo ser microscópica).

Las pruebas de laboratorio que son recomendadas por la asociación europea de urología son las siguientes:

  • Examen de sedimento urinario / tira reactiva: Se realiza para demostrar la presencia de células sanguíneas, con una prueba de bacteriuria (presencia de nitritos) y cultivo de orina en caso de una reacción positiva.
  • Nivel de creatinina sérica: Se realiza para medir la función renal.
  • Biometría hemática completa.
  • Evaluación de electrolitos en suero, en especial en pacientes que presentan vómitos.
  • Nivel de pH en suero y en orina: Se realiza para proporcionar información sobre la función renal del paciente y el tipo de piedra (oxalato de calcio, ácido úrico, cistina, entre otros).
  • Análisis de orina microscópico.
  • Perfil de orina de 24 horas.

Los estudios de imagen que son útiles en los pacientes con piedras en el riñón son los siguientes:

  • Tomografía computarizada abdominopélvica sin contraste, debido a que es la modalidad de elección para la evaluación de la enfermedad del tracto urinario, especialmente en el cólico renal agudo.
  • Ecografía renal para determinar la presencia de piedras en los riñones y la presencia de hidronefrosis o dilatación ureteral.
  • Radiografía abdominal para evaluar la carga total de cálculos, así como el tamaño, la composición y la ubicación de los cálculos urinarios.

El tratamiento que se utiliza en los pacientes con piedras en el riñón es de varios tipos, en primera instancia es necesario tratar los síntomas del paciente y eliminarlos, por lo que se utilizan diversos medicamentos, tales como analgésicos, antieméticos, entre otros. En los casos en lo que el paciente amerite una cirugía para retirar las piedras, se le explicarán al paciente las opciones que tiene. Existen múltiples cirugías para eliminar los cálculos renales, sin embargo, la aplicación de cada una de éstas depende de las características de los cálculos y del paciente.

En los casos en los que el paciente amerite algún tipo de intervención o cirugía para poder extraer los cálculos se deberá evaluar las características de los cálculos y la localización de los mismos, para así poder tomar la mejor opción.

Recuerda, es frecuente que personas que se dedican a la práctica homeopática te digan que tienes “arenilla en la orina” y quieran darte a beber alguno de sus brebajes preparados con diversas hierbas, asegurandote que esa es la cura para tu enfermedad y demás problemas subyacentes que puedas tener. No te dejes engañar, acude con un médico especialista en urología para que pueda orientarte de la manera adecuada.

En Urología Mérida contamos con médico urólogo capacitado para realizar el diagnóstico y llevar a cabo el tratamiento de la litiasis renal, así que si tu o alguno de tus familiares o conocidos presenta algún síntoma relacionado con presencia de cálculos en los riñones, no dudes en contactarnos.

arenilla en la orina o litiasis renal
No existe el término "arenilla en la orina" así como no existen tratamientos para este, el término correcto es  litiasis renal
tratar la arenilla en los riñones Existen diversos métodos para tratar las piedras en los riñones, empezando por sus síntomas o ya sea necesaria una intervención quirúrgica.
síntomas de las piedras en los riñones son dolor y sangre en la orina
Alguno de los síntomas de las piedras en los riñones son dolor, sangre en la orina e incluso náuseas y vómitos.
7/2/2018