icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Síntomas de la hipertrofia prostática

Para poder hablar acerca de los síntomas de la hipertrofia prostática, es necesario definir lo que es la hipertrofia prostática (también conocida como hiperplasia prostática benigna).

La hipertrofia prostática es una enfermedad que se diagnostica de manera histológica, es decir, hay que observar las células de la próstata y ver si tienen ciertos cambios para poder decir que un paciente cursa con hipertrofia prostática.

Cuando un paciente cursa con hipertrofia prostática, la próstata se encuentra aumentada de tamaño, por lo tanto provoca una obstrucción de las vías urinarias, impidiendo en la mayoría de los casos que la orina puede ser expulsada de la vejiga, lo que puede llegar a ocasionar diferentes tipos de problemas, tales como infecciones recurrentes del tracto urinario, hematuria macroscópica (orina con sangre), cálculos o piedras en la vejiga e incluso puede llegar a ocasionar insuficiencia renal.

Para que un paciente pueda ser diagnosticado con hipertrofia prostática o alguna otra enfermedad asociada con la próstata primeramente se le debe de realizar un tacto rectal para poder palpar el tamaño y algunas características de la próstata, y posteriormente deberá ser sometido a diferentes estudios de laboratorio y de gabinete:

El tamaño de la próstata puede aumentar conforme pasa el tiempo en pacientes que sufren de hipertrofia prostática, en especial en aquellos pacientes de edad avanzada, lo que puede llevar a un incremento de los síntomas y de las complicaciones asociadas.

La hipertrofia prostática es una enfermedad que afecta a un tercio (33 %) de los hombres mayores de 50 años y hasta a un 90 % a los pacientes mayores de 85 años, deteriorando de manera importante la calidad de vida de los pacientes.

Síntomas de la hipertrofia prostática

Cuando la próstata aumenta de tamaño puede ocasionar que el flujo de la orina por el tracto urinario sea restringido parcial o completamente (dependerá de qué tan importante sea el aumento del tamaño de la próstata), del mismo modo, los nervios que se encuentran en la próstata y en la vejiga pueden tener un papel causante de los síntomas de la hipertrofia prostática más comunes:

  • Frecuencia urinaria: Es cuando el paciente va a orinar 8 o más veces en un periodo de 24 horas.
  • Urgencia urinaria: Se presenta como el deseo súbito y compulsivo de orinar, una sensación la cual es difícil de aplazar.
  • Nicturia: Se define como la necesidad de acudir a orinar muchas veces durante la noche, es decir, el paciente puede estar durmiendo y la necesidad de orinar lo despierta en una o varias ocasiones en el transcurso de la noche.
  • Disuria inicial: Se define como el dolor o la dificultad para iniciar a orinar, puede presentarse interrupción del chorro de la orina o existir un chorro de orina débil.
  • Vaciamiento vesical incompleto: Es la sensación de permanecer con orina en la vejiga, independientemente si previamente el paciente ya ha acudido a orinar.
  • Esfuerzo urinario: Es la necesidad de “empujar” para iniciar y mantener el flujo urinario, con la finalidad de vaciar la vejiga de manera completa.
  • Goteo urinario: Es la pérdida de pequeños volúmenes de orina por consecuencia de una corriente urinaria deficiente, así como de un flujo urinario débil.

En caso de que tu o alguno de tus familiares presente alguno de los síntomas de la hipertrofia prostática, no dudes en acudir con un médico urólogo para recibir un tratamiento oportuno y así mejorar tu calidad de vida.

5/30/2018