icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Síntomas de las infecciones de vías urinarias

Las infecciones de las vías urinarias normalmente son raras en los pacientes menores de 50 años en hombres, sin embargo, posterior a esta edad, incrementa la posibilidad de padecer infecciones de las vías urinarias..

Los casos de infecciones de vías urinarias en hombres menores de 50 años son de 5 a 8 casos por cada 10 mil habitantes, mientras que en las mujeres menores de 50 años se presentan hasta 30 veces más los casos.

Existen varias causas que condicionan a las infecciones de vías urinarias, algunos factores de riesgo son los siguientes:

  • Ser mujer (debido a que la uretra femenina es más corta y favorece la colonización bacteriana).
  • Colocación repetida de sondas urinarias.
  • No tener una adecuada higiene.
  • Tener múltiples parejas sexuales y sin métodos anticonceptivos de barrera (preservativo).
  • Uso de catéteres urinarios.
  • Procedimientos urinarios recientes (cirugías del tracto urinario).

Atendiendo de manera específica a los pacientes varones, las causas para padecer infecciones de las vías urinarias incluyen:

  • Prostatitis.
  • Epididimitis.
  • Orquitis.
  • Otras.

Síntomas de las infecciones de  vías urinarias

En los hombres, el síntoma más característico de las infecciones de vías urinarias es la disuria (dolor o ardor para orinar).

Otros de los síntomas de las infecciones de vías urinarias que se pueden presentar son los siguientes:

  • Nocturia (es la necesidad y la acción de despertar por las noches para acudir a orinar).
  • Hematuria macroscópica (es la presencia evidente de sangre en la orina).
  • Cambios en el color y la consistencia de la orina (oscurecimiento de la orina).
  • Incremento del tamaño de la próstata (hipertrofia o hiperplasia benigna prostática).
  • Anormalidades anatómicas del tracto urinario.
  • Enfermedades agregadas (como la diabetes mal controlada).
  • Haber sido infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana (ser portador de VIH).
  • Recibir tratamientos con fármacos inmunosupresores (prednisona, entre otros).
  • Disuria (dolor, quemazón, incomodidad o ardor en el momento de orinar).
  • Incremento de la frecuencia urinaria.
  • Urgencia urinaria (es la necesidad de orinar que se presentar de manera súbita e imposible de controlar).
  • Tenesmo vesical (es la dificultad para iniciar a orinar).
  • Goteo urinario.
  • Transmisión lenta de la orina.
  • Orinar de manera frecuente en pequeñas cantidades.

Cuando los pacientes presentan la combinación de disuria, aumento de la frecuencia urinaria y urgencia urinaria, tienen un 75 % de posibilidades de padecer una infección de las vías urinarias, mientras que la presencia aguda de tenesmo vesical, goteo urinario y la transmisión lenta de la orina, únicamente se presenta en un 33 % de los casos.

En los pacientes masculinos jóvenes, la presencia de infecciones de vías urinarias se asocia frecuentemente con malformaciones anatómicas, en caso de que no existan este tipo de anormalidades anatómicas, es necesario revisar de manera detallada los antecedentes sexuales de los pacientes que puedan relacionarse con incremento del riesgo de padecer infecciones de vías urinarias (múltiples parejas sexuales, haber tenido relaciones sexuales con otra pareja, no utilizar métodos de protección como anticonceptivos de barrera, entre otros).

La exploración física en todo paciente en el cual se sospeche alguna infección de las vías urinarias es sumamente importante, debido a que pueden presentarse gran cantidad de signos que el paciente no se había percatado que tenía, dentro de los cuales podemos encontrar:

  • Fiebre (temperatura mayor a 38 grados centígrados).
  • Taquicardia (aumento de la frecuencia cardíaca por arriba de 100 latidos por minuto).
  • Dolor abdominal en la región de los flancos y en el ángulo costovertebral.
  • Sensibilidad abdominal aumentada en el área suprapúbica.
  • Alteración en la región escrotal en el caso de los pacientes masculinos (hematoma, hidrocele, masas palpables o sensibilidad aumentada).
  • Presencia de secreciones por el meato uretral (pus, sangre, entre otros).
  • Aumento de la sensibilidad prostática.
  • Presencia de adenopatías inguinales (inflamación de ganglios linfáticos en la región inguinal).

De acuerdo en lugar del tracto urinario en donde suceda la infección, presentará sintomatología específica:

Riñones (pielonefritis aguda): Dolor en la parte superior de la espalda (signo de Giordano) y en un costado (flancos), fiebre alta (mayor de 38 grados centígrados), temblor y escalofríos, náuseas y vómitos.Es considerada una infección de vías urinarias superior

Vejiga (cistitis): Sensación de la presión pélvica, molestias en la parte inferior del abdomen, micciones frecuentes y dolorosas, presencia sangre en la orina. Es considerada una infección de vías urinarias inferior

Uretra (uretritis): Ardor o dolor al orinar, presencia de secreción en el meato uretral. Es considerada una infección de vías urinarias inferior.

Si tu o alguno de tus familiares presenta o sospecha que presenta algún signo o síntoma de infección de las vías urinarias, no dudes en acudir con un médico urólogo, que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de enfermedades.

En Urología Mérida contamos con médico urólogo altamente especializado en este tipo de enfermedades, por lo que si tu o alguno de tus familiares sospecha o tiene infección de vías urinarias, no duden en contactarnos.

5/30/2018