icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Trasplante renal, todo lo que tienes que saber

Un trasplante renal es necesario cuando los riñones de los pacientes con insuficiencia renal dejan de funcionar, lo que se necesita es un tratamiento que haga el trabajo que los riñones hacían antes.

Hay dos tipos de tratamiento para cuando los riñones ya no funcionan

  • Diálisis (Diálisis peritoneal o hemodiálisis)
  • Trasplante renal

¿Qué es el trasplante renal? 

El trasplante renal una de las operaciones para trasplantes de órganos que más se realizan hoy en día. En esta operación, los riñones que ya no tienen una buena función son reemplazados por el riñón de un donador. Los trasplantes de riñones se han estado realizando desde el año 1950.

El trabajo principal de los riñones es filtrar los desechos de la sangre y convertirlos en orina. Si los riñones pierden esta habilidad, los desechos se acumulan en la sangre ocasionando muchas complicaciones en los pacientes, así como deterioro en su calidad de vida que pueden terminar en la muerte. 

La pérdida total (o casi total) de la función de los riñones se conoce como etapa final de la insuficiencia renal crónica (estadío 5) y es la razón más frecuente para necesitar un trasplante renal.

Es posible replicar de alguna manera las funciones de los riñones utilizando la diálisis, que consiste en la filtración de la sangre por otros medios, sin embargo, puede ser incómodo y deteriorar la calidad de vida de los pacientes, por lo que siempre y cuando sea posible, el trasplante renal es el mejor tratamiento para la etapa final de la insuficiencia renal crónica.

Así como el trasplante renal tiene beneficios, también existen riesgos de la operación. Necesitarás tomar medicamentos para evitar el rechazo del nuevo riñón en tu cuerpo, los cuales pueden tener efectos secundarios, como el aumento de infecciones y algunos tipos de cáncer. 

¿Quiénes pueden tener un trasplante renal?

La mayoría de los pacientes con insuficiencia renal puede recibir un trasplante renal, sin importar la edad (desde niños hasta personas de la tercera edad), siempre y cuando cumplan con algunos requisitos: 

  • Deben de estar lo suficientemente saludables para tener una operación.
  • Deben estar libres de cáncer e infecciones.
  • Deben someterse a una evaluación médica  y psicosocial completa para asegurar que son buenos candidatos para trasplante renal.
  • Deben de tener en cuenta que el riñón trasplantado puede ser rechazado por el cuerpo.
  • Deben estar comprometidos a seguir al pie de la letra el tratamiento después del trasplante.

¿De dónde se obtienen los riñones para un trasplante renal?

Los riñones utilizados para el trasplante renal pueden obtenerse de diversos tipos de donadores.

  • Donadores vivos: A diferencia de otros tipos de donación de órganos, puedes donar uno de tus riñones estás vivo, debido a que puedes vivir solamente con un riñón. Para poder donar un riñón se realizan varias pruebas para asegurarse de que el riñón del donador sea compatible con el cuerpo del paciente y así haya menor riesgo de rechazo.
  • Donadores fallecidos: Son personas que recientemente fallecieron, sin embargo, las donaciones de riñón de este tipo, tienen una posibilidad ligeramente menor de éxito a largo plazo.

¿Qué conlleva la operación de trasplante renal?

En el trasplante renal normalmente los riñones no son retirados del cuerpo, a menos de que exista alguna indicación médica para hacerlo. El riñón donado es colocado en la parte inferior del abdomen (el vientre) donde es más fácil conectarlo a los vasos sanguíneos importantes y a la vejiga, colocandolo en este lugar también ayuda a hacerse cargo de algún problema que pudiera surgir.

La operación tarda aproximadamente cuatro horas. Al principio es normal sentirse adolorido, pero se debe estar caminando en un día después de la operación y volver a casa dentro de una semana. Cuando el riñón donado proviene de un donador vivo (familiar, amigo u otro), el riñón debe de comenzar a trabajar rápidamente. Un riñón donado de un donador fallecido puede tardar un poco en empezar a funcionar (de 2 a 4 semanas o más), si eso sucede, puede ser que se necesite utilizar la diálisis hasta que el riñón donado comience a funcionar.

Después de la cirugía se explicarán como se llevará el tratamiento con medicamentos, así como los efecto secundarios que pueden llegar a ocasionar, también se enseñará acerca de lo que se puede y no se puede comer (dietas bajas en sal y grasa).

¿Qué pasa después de salir del hospital?

Después de ser dado de alta de la operación de trasplante renal y estar en casa, el trabajo más importante comienza, este es el seguimiento. Para que el trasplante sea exitoso, se realizarán chequeos médicos regulares, especialmente durante el primer año. Al principio se realizarán pruebas de sangre varias veces a la semana, posteriormente se necesitarán menos chequeos, que también son importantes, para asegurarse que el riñón esté funcionando bien y que las dosis de los medicamentos para evitar el rechazo del riñón son las adecuadas.

¿Qué pasa si el cuerpo intenta rechazar el nuevo riñón?

Algo que tanto el médico como el paciente vigilarán es el rechazo del nuevo riñón, que significa que el cuerpo intenta rechazar el trasplante renal. Un episodio de rechazo puede no tener síntomas claros, por lo que es importante hacerse los exámenes de sangre para revisar que tan bien funciona el nuevo riñón. La fiebre, la disminución de la orina, sudar en exceso, aumento de peso y dolor en el nuevo riñón, son síntomas que se deben reportar inmediatamente al médico.

Las posibilidades de que el cuerpo rechace al riñón son más altas justamente después de la operación, mientras más tiempo transcurra después de la cirugía, las posibilidades disminuyen. Desafortunadamente, en ocasiones un episodio de rechazo ocurre a pesar de que las indicaciones médicas se sigan al pie de la letra, esto es debido a que el cuerpo no siempre acepta el trasplante renal, sin embargo, aunque haya un episodio de rechazo, existen muchos métodos para tratarlo y así no perder el riñón trasplantado, por eso es importante reportarse al médico de manera inmediata en caso de presentarse algún síntoma de rechazo.

5/30/2018