icono telefono
999 196 0975
icono chat
999 142 52 32
icono mail
urologiamerida@gmail.com
icono skype
Urologia Merida
English Spoken

Tratamiento de la incontinencia urinaria femenina

La incontinencia urinaria femenina es un problema común, sobretodo en las mujeres jóvenes y puede tener un impacto significante e importante en la calidad de vida de la paciente. La incontinencia urinaria femenina involucra una fuga de orina involuntaria, que pueden dar lugar a una serie de síntomas, los cuales incluyen urgencia urinaria (necesidad súbita para orinar y la dificultad o imposibilidad de evitarlo), frecuencia urinaria (orinar en más de 8 ocasiones durante un periodo de 24 horas) y nicturia.

La incontinencia urinaria femenina puede clasificarse de diferentes maneras. Dependiendo de lo que la ocasione puede ser:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: Se relaciona con las acciones que generan aumento de presiòn dentro la cavidad abdominal y la vejiga (reír, toser, estornudar, subir escaleras, entre otras)
  • Incontinencia urinaria de urgencia: Se presenta como fuga de orina involuntaria que se encuentra acompañada de la necesidad súbita de orinar.
  • Incontinencia urinaria funcional: Se relaciona con la incapacidad de retener la orina dentro de la vejiga debido a lesiones neurológicas y/o lesiones existentes en el tracto urinario (delirio, desórdenes psiquiátricos, infecciones urinarias, entre otras).
  • Incontinencia urinaria mixta: Se presenta como la combinación de la incontinencia urinaria de esfuerzo y la incontinencia urinaria de urgencia, por lo que se caracteriza tanto por la fuga involuntaria de orina como con diversas acciones (reír, estornudar, subir escaleras, entre otras)

Aunque la incontinencia urinaria suele ocurrir con mayor frecuencia en las mujeres que se encuentran cursando la menopausia, cualquier persona puede ser afectada. Resulta difícil determinar la cantidad exacta de los pacientes que sufren de incontinencia urinaria.

Se estima que la incontinencia urinaria femenina afecta del 20 - 30 % de las mujeres jòvenes, 30 - 40 % de las mujeres de mediana edad y 30 - 50 % a las mujeres de la tercera edad.

¿Cuál es el tratamiento de la incontinencia urinaria femenina?

En la actualidad existen mùltiples maneras de manejar y tratar la incontinencia urinaria femenina. El tratamiento que se va a emplear dependerá en gran manera del tipo de incontinencia urinaria que presente la paciente:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: Puede ser manejada por medio de cirugía, ejercicios que fortalezcan el piso pélvico, así como con dispositivos anti-incontinencia y medicamentos.
  • Incontinencia urinaria de urgencia: Se puede manejar con cambios en el estilo de vida, los cuales incluyen modificaciones en la dieta, también se emplean ejercicios para fortalecer el piso pélvico, medicamentos y en algunos casos puede ser empleada la cirugía.
  • Incontinencia urinaria funcional: Se debe de manera la condición de fondo que ocasiona la incontinencia urinaria.
  • Incontinencia urinaria mixta: Puede ser manejada con medicamentos (anticolinérgicos) y en algunas ocasiones cirugía.

Si bien, en múltiples casos puede utilizarse la cirugía como opción de tratamiento, es preferible emplear antes tratamiento médico (ejercicios del piso pélvico, medicamentos, entre otros) antes de someter al paciente a una cirugía.

En los casos de incontinencia urinaria grave es recomendable utilizar la cirugía como tratamiento de primera elección, a diferencia de los casos leves o moderados.

El tratamiento de condiciones que puedan producir o acentuar la incontinencia urinaria femenina es ampliamente recomendado y necesario para minimizar los síntomas de la incontinencia urinaria.

Dispositivos absorbentes como tratamiento de la incontinencia urinaria femenina

Los dispositivos absorbentes son productos (almohadillas o prendas) diseñadas para absorber la orina y de esa manera proteger tanto la piel del paciente como la ropa. Debido a que reducen el olor y la humedad de la orina absorbida ayudan a mantener cierta comodidad y facilitan la realización de las actividades cotidianas.

Si bien, los dispositivos absorbentes ayudan con el control de los síntomas de la incontinencia urinaria, no son una cura para el problema. Los pacientes que resultan beneficiados con el uso de estos dispositivos son los que cumplen con los siguientes criterios:

  • Incontinencia urinaria persistente a pesar de haber utilizado los tratamientos apropiados.
  • Falta de capacidad para participar en programas de comportamiento debido a diversas enfermedades o discapacidades.
  • Presencia de trastorno de incontinencia urinaria que no puede ser mejorado con el uso de medicamentos.
  • Presencia de trastorno de incontinencia urinaria que no puede ser mejorado con el uso de cirugía.

Tratamiento quirúrgico para la incontinencia urinaria femenina

El tratamiento quirúrgico para la incontinencia urinaria se ofrece cuando los pacientes ya han llevado tratamiento con medicamentos, así como con ejercicios del piso pélvico y no existe mejoría.

Existen diferentes tipos de cirugías que pueden ser realizadas como tratamiento, sin embargo, dependerá de qué tipo de incontinencia urinaria se presente.

Para las pacientes con incontinencia urinaria de esfuerzo se recomiendan cirugías que se encargan de reforzar el esfínter uretral (suspensión del cuello de la vejiga, entre otras).

Para las pacientes que cursan con incontinencia urinaria de urgencia se recomiendan cirugías que aumenten el alargamiento de la vejiga, así como la cantidad de orina que puede retener (modulación del nervio sacro, inyección de neurotoxinas tales como la toxina botulínica, aumento de la vejiga).

Tratamiento farmacológico para la incontinencia urinaria femenina

La finalidad del tratamiento con medicamentos es reducir la frecuencia de los síntomas de la incontinencia urinaria. Los medicamentos que se utilizan son anticolinérgicos, antiespasmódicos y antidepresivos tricíclicos.

Dependiendo del tipo de incontinencia urinaria que presente la paciente serán los fármacos que se vayan a administrar.

Se ha observado que cuando el tratamiento con medicamentos se combina con ejercicios del piso pélvico los resultados son aún mejores y la disminución de los síntomas es mayor.

Si tu o alguno de tus familiares cursa con síntomas como los comentados, no dudes en acudir con nosotros en Urología Mérida, debido a que contamos con médico urólogo altamente capacitado para tratar este tipo de problemas.

5/30/2018